Escrito por: admin | 27 septiembre, 2017

Mensajes de Fundación VOZ en la Comida Institucional

El martes 26 de setiembre, Fundación VOZ realizó su “Comida de presentación y recaudación”.

El lema de la misma fue “NO ABANDONES LA SECUNDARIA”. 

Durante la misma el equipo de coordinación de la Fundación, presentó tres mensajes que queremos compartir con todos ustedes, en el orden en que se expusieron.

Palabras de Alberto Croce – Director Ejecutivo

Quiero comenzar agradeciendo la presencia de todos ustedes.  

Especialmente a nuestras autoridades y también a cada uno de los que hoy nos acompañan: estudiantes, docentes, directivos, padres y madres de familia, rectores de universidades, investigadores, representantes de organismos internacionales,  comunicadores, empresarios, dirigentes de organizaciones sociales y políticas, artistas, colaboradores…

Hoy esa palabra –acompañar– tiene mucha importancia para nosotros. Porque sentimos que afortunadamente, no solo están aquí para acompañarnos a nosotros – Fundación VOZ – sino también porque sabemos que están aquí para acompañar esta gran causa que para nosotros es “Transformar la secundaria”.

 

Ni en nuestra mejor imaginación podríamos suponer que haríamos esta comida en este contexto. Como posiblemente ya sepamos, hace apenas unas horas, los jóvenes de los centros de estudiantes de la ciudad anunciaron el levantamiento de las tomas en los colegios secundarios, pidiendo que se comenzara una nueva etapa de diálogo respecto del proceso de cambios en la secundaria de la ciudad.

El tema de la secundaria ha sido uno de los temas centrales en la atención de los medios periodísticos del país. Pero no sólo por lo sucedido en esta ciudad, sino también porque varias provincias están impulsando diferentes reformas que generan tanto entusiasmos como tensiones.

Hoy, la Escuela Secundaria es definitivamente un tema de agenda nacional, que llegó para quedarse,  y su transformación es el gran desafío.

 

Cuando  decidimos  crear Fundación VOZ y buscar que la sociedad argentina se fuese comprometiendo con la transformación de la secundaria, estábamos convencidos de que para lograr este cambio era necesario que todos los actores y sectores comprometidos o involucrados con la misma, pudieran ser reconocidos como tales, ser escuchados y participar en la construcción de los consensos necesarios..

 

La misma construcción de Fundación VOZ fue todo un mensaje: una empresaria muy dinámica, asociándose con alguien que viene de trabajar en la educación de comunidades populares desde hace muchos años y una joven politóloga con mucha dinámica y gran compromiso. Muchos supieron entender el mensaje y confiaron en nosotros. Y hoy sentimos que somos bastante más que aquello que inició esta historia hace poco más de dos años.

 

El video que vimos recién tiene imágenes tomadas de las convocatorias que hicimos desde Fundación VOZ para escucharlos a todos. De ese inmenso trabajo que realizamos en conjunto con nuestros aliados, hoy podemos proponer a todos los que están comprometidos con la escuela secundaria las 8 banderas de la transformación que pueden encontrar en los cuadernillos que tienen en sus manos. Es un aporte que ofrecemos a las políticas públicas y que sabemos importante ya que ofrece señales para el camino a recorrer, dejando en manos de las jurisdicciones los “cómo hacerlo”, que deben ser definidos por las autoridades educativas de cada una de ellas.

 

Queremos decirles que para nosotros el camino para que esta transformación sea posible es el camino del diálogo. Un diálogo que entendemos como diálogo institucional, con reglas, escuchas mutuas y profundo respeto. No todos vamos a estar de acuerdo ni pensar lo mismo, porque eso sería imposible. Pero lo que no nos podemos permitir es que el desacuerdo se base en prejuicios. Tenemos que saber muy bien qué piensan los otros y tratar de entender por qué lo piensan. Y desde allí buscar los puntos de acuerdo posibles, y las ideas que pueden mejorar las propuestas que tenemos, sabiendo que a las autoridades legítimas les compete finalmente tomar las decisiones que procuren el bien común.

 

Estamos convencidos de que todos los sectores deben ser escuchados: los docentes y sus organizaciones sindicales, los estudiantes y los Centros de Estudiantes -que hoy deben existir en todas las escuelas según la normativa vigente- , los padres y madres, a través de sus organizaciones entre las que sobresalen las cooperadoras escolares, y todos los otros sectores que acabamos de mencionar en el video que acabamos de ver.

 

Aunque sea difícil, aunque no sea la práctica a la que más estemos acostumbrados, tenemos que escucharnos y tratar de comprender a los otros, a los que piensan diferente, para poder entendernos.

 

Hoy, además, de contarles lo que hicimos queremos convocarlos para que nos apoyen en lo que ya hemos empezado a construir. Por ahora la llamamos Red de Secundarias Transformadoras. (Queremos que el nombre final surja del acuerdo de todas las escuelas que la integren…)

Para conformar esta red, le hemos pedido a los diferentes ministros de educación de las provincias que nos indiquen cuáles son algunas de las escuelas que consideran que están mostrándonos el camino de la transformación. Porque lo nuevo no es algo que aún no exista. Lo nuevo ya está sucediendo en nuestras escuelas. Y debemos aprender a reconocerlo, valorarlo, aprender de ello y multiplicarlo.

 

Con algunas de estas escuelas ya hemos comenzado a hacer un fuerte trabajo de co-aprendizaje. Ellas han podido desarrollar experiencias de las que tenemos que aprender y que queremos ayudar a expandir sus enseñanzas al interior del sistema educativo. Las vamos a reunir para profundizar en conjunto las propuestas de las banderas de la transformación. Organizaremos  durante el año varias Jornadas de Intercambio y de aprendizaje colectivo, con el tiempo necesario para que estas propuestas sean consistentes y permitan ser replicadas. Trabajaremos con sus equipos docentes para que ellos puedan ser multiplicadores de sus prácticas. Filmaremos sus trabajos para que puedan ser conocidos por otros docentes. Generaremos una gran plataforma colaborativa para que estas semillas de la transformación escalen dentro del sistema educativo y puedan inspirar normativas adecuadas para ello. Y esperamos que sean cada vez más las escuelas que se vayan comprometiendo con su propia transformación, acompañados por una sociedad que las alienta a hacerlo.

 

La gran transformación que buscamos se hará con la participación de muchos. Y debe comenzar por el reconocimiento del esfuerzo que realizan tanto las autoridades provinciales como las comunidades educativas de las distintas jurisdicciones, para lograr afianzar el derecho a la educación, una educación de calidad y una secundaria alineada con estos propósitos.

 

Fundación Voz no se propone solo llevar adelante un proyecto o un programa puntual, quiere ser, fundamentalmente un gran catalizador de los esfuerzos, iniciativas y proyectos que muchos están impulsando a lo largo y lo ancho de nuestro querido país.

 

Los que asumimos este compromiso estamos dispuesto a dejar todo para lograrlo. No se trata de una iniciativa que imaginamos termine en dos o tres años. El objetivo, el gran objetivo, es sumarnos a todos los que quieren transformar la secundaria y lograrlo.

 

Y así como hace 100 años, Argentina pudo ofrecerle al mundo una reforma universitaria que hoy es un emblema para las universidades de  toda América Latina y otros países del mundo, esperamos que dentro de otros 100 años quienes vengan después de nosotros, nos recuerden como la generación que fue capaz hacer un cambio que contribuyó a transformar nuestra sociedad en una más educada, más feliz, más libre, más fraterna, más soberana y más justa.

 

 

  • Palabras de Guadalupe Penas. Equipo de Coordinación de Fundación VOZ.

 

Quiero darles las buenas noches a todos,

Retomando lo que les comentó Alberto en todo el trabajo realizado no estuvimos solos. Lo hicimos de la mano de importantes organismos que han acompañado el trabajo de Fundación VOZ durante todo este proceso. Principalmente queremos agradecer a la OEI, Unicef, la oficina regional de IIPE Unesco en Argentina, FLACSO y la Universidad Pedagógica Nacional(UNIPE) . Gracias a ellos que nos han acompañado durante todo el proceso de Jornadas de Debates Intersectoriales sobre nuestras 8  banderas para la transformación,  que realizamos durante el 2017 y que continuarán realizándose en 2018.

 

Nuestra organización está compuesta por muchas articulaciones que engrosan nuestras propias capacidades. Nuestro Consejo Institucional integrado por Santiago Lacase, Diego Pando, Martín Kweller, Nancy Montes, Fabiana Ricagno, Sergio Kaufman, Pedro Arnt y Martín Della Rocca. Los equipos provinciales, como los de Córdoba, los de la Provincia de Buenos Aires, la Ciudad de buenos Aires, de Río Negro, Santa Fe, Chaco, provincias con la que estamos comenzando el diálogo como Tierra del Fuego y Formosa, el querido equipo de Chiqui González de la Provincia de Santa Fe, el equipo de Educación de CIPPEC, el equipo de Ashoka, Inés Sanguinetti , hasta los equipos de los colegios  jesuitas de Barcelona y el equipo coordinador de Scola Nova 21, que están llevando adelante una reforma inédita en las escuelas de Barcelona y que nos inspiran con su propuesta.

 

Todos ellos son nuestro músculo y con ellos compartimos muchas cosas pero especialmente una muy profunda e inquebrantable: Todos adherimos y trabajamos para lograr una sociedad más justa y vemos en la educación la variable clave en la reducción del círculo de la reproducción de la pobreza.

Dijo una vez Juan Carlos Tedesco, a quien queremos rendir homenaje en el año de su partida y a quien recordamos con gran admiración por todo su legado y las grandes enseñanzas que dejó respecto de este tema: “La educación de calidad no es un proyecto educativo, es un proyecto de sociedad.”

Hoy nosotros somos esa sociedad, queremos comprometernos y el estar acá es un paso importante en ese camino de construcción. Somos además esa sociedad que exige una política educativa de calidad e innovadora como una verdadera política de estado, con presupuesto, planificada y cimentada en acuerdos que perduren en el largo plazo

De los jóvenes aprendí que ellos no son la voz del futuro, son los protagonistas del presente y es por eso que, desde Transformar la Secundaria,  los convocamos a formar parte de una mesa de estudiantes con el fin de que tengan un rol activo en la generación de propuestas y consensos sobre cuál es esa educación transformadora que debemos llevar adelante.

Gracias por venir y esperamos seguir contando con todos ustedes.

 

 

  • Palabras de María Cherñajovsky – Presidenta de Fundación VOZ.

 

Gracias, gracias, gracias y gracias.

Quiero agradecerles enormemente a todos por aceptar esta invitación.

Me entusiasma y me da fuerzas pensar que todos ustedes se tomaron el tiempo de venir y acompañar esta causa que es transformar la secundaria.

Uds quizás no se conozcan entre todos, pero yo conozco a la mayoría. Los llamé personalmente a muchos de uds con mucho amor y respeto por el enorme desafío que me genera reunir a esta extraordinaria diversidad dispuesta a escuchar de qué se trata este proyecto.

 

Quiero contarles cómo nace.

Desde Maria Cher, mi empresa, comencé ya hace 8 años a hacer unos encuentros llamados: “Mujeres que inspiran”,  para darle visibilidad a grandes mujeres que cambian nuestra sociedad. Allí tengo la suerte de inspirarme e involucrarme cada año con sus causas.

¿Uno de ésos días en los cuales nos  preguntamos  cosas a fondo , pensé : “Hay tantas personas – mujeres y hombres – llevando grandes causas adelante con muy pocos recursos”. Sentí  que ellos me generaban tanta admiración. “¿Y qué  estaba haciendo yo para transformar algo en esta sociedad?”

Ahí nació la idea de involucrarnos, junto a mi hermana Guadalupe, en este enorme tema que es  la educación. Porque creemos que la educación es la herramienta  clave para el desarrollo de un país. La innovación en esta materia – de la mano de justicia social -puede derribar barreras para construir una sociedad más plena.

Como pudieron conocer esta noche, este proyecto busca que en la sociedad se escuchen las voces de los actores principales de la escena educativa.

Hace 2 años y medio, cuando pensábamos cómo podríamos aportar a la temática educativa,  nos juntamos con varios de Uds. ministros; ex ministros, especialistas; asesores y líderes sociales, para conocer qué pensaban de nuestra idea y saber cómo estaba el escenario educativo.Encontramos una gran vocación, grandes esfuerzos hechos y otros haciéndose,  pero también  mucha  desarticulación.

Fue entonces que  nos encontramos con Alberto Croce, una figura determinante en este proyecto, que nos dijo : “si quieren ir al hueso, al fondo, debemos pensar en transformar la secundaria. El trabajo será más lento y posiblemente deban perder autoría, pero creo que es lo que necesita nuestro país”.

Allí nos zambullimos, porque sentimos que ése era nuestro desafío, ir a donde era necesario. Antes de elegir nuestra misión y objetivos, reunimos durante un año a todos los sectores. Con ellos, nuestra pregunta no fué: ¿Qué queremos hacer en materia de educación? Sino ¿Qué es necesario hacer hoy en función de lo que otros ya están haciendo?

Así surgieron nuestros proyectos de diálogos públicos y ahora el de la red de escuelas secundarias transformadoras.

Nunca pensamos que desde una fundación se podría transformar la secundaria. Pero sí creemos que nos podemos sumar a todos los actores muy diversos que hoy se lo proponen y así, sí puede ser posible lograrlo.

 

Pensamos que las decisiones políticas sobre  acuerdos a mediano y largo plazo son necesarias para ésta transformación y que el involucramiento  de sectores empresariales comprometidos con esta agenda prioritaria que hay que seguir construyendo día a día, es clave.

Creo que no podemos seguir diciendo que la escuela secundaria tiene que cambiar y no hacer nada. Son nuestros pibes lo que quedan afuera. Son nuestros pibes los que no aprenden.  Si no lo hacemos, seremos nosotros quienes le damos la espalda a nuestra sociedad y a nuestro propio futuro.

Hoy ya no estamos solos. Otros se han ido sumando a esta causa. En particular quiero agradecer a todos los que aceptaron incorporarse a nuestro Consejo Institucional y que están muy comprometidos con estos propósitos.

Les propongo a todos los que hoy están aquí, que hagamos el intento, les propongo un espacio donde cada vez seamos más caminando este desafío tan importante para todos….hasta lograrlo!

Si cada uno de nosotros hace lo que puede –  y estamos cerca -juntos vamos a hacer posible lo que es necesario hacer!

 

Por eso es que quiero repetirles  con mucho afecto y mucha fuerza nuestro lema para esta comida:

 

NO ABANDONES LA SECUNDARIA.

 

NO ABANDONES LA SECUNDARIA.

 

Muchísimas gracias.