Escrito por: admin | 1 Enero, 2016

Acompañamiento de las trayectorias educativas personales de los estudiantes

 

Una de las transformaciones que impactan más fuerte en la escuela secundaria es privilegiar el acompañamiento de las trayectorias educativas de cada estudiante. Esto implica cambios importantes en los regímenes académicos y de promoción. Modificaciones en el ordenamiento curricular y en el formato de los contenidos educativos.
Priorizar el acompañamiento de cada estudiante implica comprender que el aprendizaje es un camino personal que se realiza en un contexto colectivo, en el cual cada uno tiene un ritmo propio, un estilo característico, una potencialidad a desarrollar y logros que alcanzar.

Formatos de evaluación más completos, que incorporen perspectivas y elementos que hoy no son tenidos en cuenta, son parte de esta bandera que levantamos. Por otra parte, la constatación científica acerca de que la repetición no funciona como un mecanismo que mejora las posibilidades de aprender, nos debe hacer revisar también nuestros sistemas de promoción.

Asimismo, no hay que perder de vista que este acompañamiento es posible cuando la cantidad de estudiantes a cargo de un profesor es razonable y permite una atención personalizada. Las disparidades que hoy se verifican en este aspecto son llamativas.

Por último, subrayamos la importancia del rol de los preceptores -o cargos similares- en el acompañamiento de estas trayectorias, prestando atención a particularidades que hacen a la posibilidad de que los estudiantes permanezcan y aprendan en la escuela.